Eficiencia energética The Khoft

¿Te has planteado cómo reducir las facturas de luz y gas en tu hogar? ¡Te damos unos buenos TIPS para conseguirlo!

¿Te has planteado cómo reducir las facturas de luz y gas en tu hogar? ¡Te damos unos buenos TIPS para conseguirlo!

Son cada vez más familias las que se plantean a diario como poder mejorar el consumo de suministros de sus hogares, y no es de extrañar, ya que con la subida del precio de las materias primas, los productos de primera necesidad, la luz, el gas…, ¡Estamos perdiendo capacidad adquisitiva a diario!

Pues bien, semanalmente nos reunimos con todo el equipo para comentar temas de interés social y que afectan directamente a las familias españolas, entre ellos, éste que abordamos en el post de hoy.

Aunque nos quieran hacer creer lo contrario, cada vez somos más conscientes del medioambiente y tenemos conductas más conscientes con el planeta, tanto a lo que al consumo se refiere, pasando por el reciclaje, hábitos y rutinas diarias.

Por lo que mucha gente se plantea…

¿Cómo puede ser qué apagando las luces, ahorrando en todo lo qué puedo y habiendo cambiado los electrodomésticos antiguos de casa, continúe pagando más en cada factura…!?

Pues bien, la respuesta, aunque no sea la que nos gustaría, es clara: ¡LOS PRECIOS DE LOS SUMINISTROS DE ENERGÍA ESTÁN POR LAS NUBES!! Y por desgracia, no parece que vayan a bajar a corto plazo.

Por este mismo motivo, hemos planteado unos cuantos TIPS que nos pueden ayudar a reducir notablemente tanto el consumo energético y por consiguiente las facturas, a la vez que mejoramos la eficiencia energética de nuestros hogares, siendo estas unas mejoras a largo plazo, contribuyendo en la lucha contra el cambio climático.

Eficiencia energética The Khoft

Imagen de una casa eficiente energéticamente con un perrito descansando.

¡Ahí van nuestros consejos o TIPS para reducir tus facturas energéticas!

1. Ajusta la potencia contratada a tus necesidades reales de consumo

Es muy probable que estés pagando de más por esta razón, ya sea porqué no tienes contratada suficiente potencia (¡los kw de más consumidos “los cobran a precio de oro”!), o bien que tengas contratada potencia de más, aumentando así el importe fijo de tu factura.

2. Comprueba las tarifas y ofertas del mercado regulado

No está de más, pedir presupuesto y condiciones a distintas empresas proveedoras de suministros, el mercado de la luz ya no es un monopolio.

3. Vigila con las luces y electrodomésticos antiguos, consumen mucho más

A medida de lo posible, se debe ir cambiando la iluminación de nuestros hogares por luces LED, con menor consumo y mayor durabilidad (no todas las luces LED son frías, hay muchísimas potencias y tonalidades (incluidas cálidas)).

También es importante, a la hora de adquirir nuevos electrodomésticos, centrarse más en el consumo y eficiencia de los mismos, que en otros atributos destacados por el fabricante.

4. Cambiar el termo de agua caliente por el aerotermo

Es más caro, sí, lo sabemos, pero nos brinda agua caliente para todo el hogar prácticamente sin coste durante todo el año.

5. El aislamiento térmico y sonoro de tu hogar

El último punto del que hablamos, pero para nada, el menos importante es el aislamiento. Muchas veces nos centramos más en cómo producimos y no tanto en la durabilidad de lo que producimos.

Con esto queremos decir que, es mucho más eficiente un hogar bien aislado térmicamente que no un hogar con la mejor y más eficiente climatización.

Un buen aislamiento nos permite mantener nuestro hogar a temperatura estable sin prácticamente encender el sistema de climatización (ya sea en invierno o en verano).

Seguramente os estaréis preguntando… ¿Y cómo puedo mejorar el aislamiento térmico de mi casa y así ahorrar hasta el 80% del coste energético? ¿Es esto posible?

Pues la respuesta es SÍ! Y es mucho más sencillo de lo que parece:

Puertas y ventanas

Es muy importante tener en cuenta que las ventanas son aberturas que tiene nuestra vivienda, por las que, aparte de dejar entrar la luz del sol, es por dónde se escapa la mayoría de esfuerzo y gasto energético (al igual que acústico).

Si cambiamos nuestras ventanas a consciencia, centrándonos en romper con todos los puentes térmicos que dichas aperturas comportan, mejoraremos muchísimo el aislamiento de nuestro hogar.

Aislamiento térmico (interior y exterior)

Fachada

Un punto muy importante también es el aislamiento exterior de nuestra vivienda, el SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior), nos permite evitar que las condiciones climatológicas exteriores, penetren en la estructura de nuestro edificio, manteniendo así el interior a una temperatura estable.

Paredes interiores

Para complementar el SATE o aislamiento exterior, no está de más aplacar o trasdosar las paredes interiores (sobretodo las más expuestas al frío o calor), con lana de roca y pladur (también podemos utilizar pladur verde, con el que nos libramos de las humedades existentes!)

Techos

Al igual que en el punto anterior, un buen aislamiento térmico en el techo, nos permitirá mantener el hogar a una temperatura de confort, sin necesidad de derroche energético. Se consigue siguiendo los mismos pasos comentados en el párrafo anterior, un buen aislamiento (p.e. lana de roca) y pladur encima.

Suelo

Si hace ya tiempo que pensáis en cambiar el suelo de vuestra vivienda, este punto os va a encantar. El forjado del edificio (el suelo, para que nos entendamos), también representa un gran puente térmico, es por esto que, a parte de aislar los techos, también es muy conveniente aislar el suelo. Y cómo lo conseguimos? Pues con una buena manta aislante y un buen suelo de parquet (natural o laminado), lo que nos brindara muchas más calidez (no sólo estética), sino también térmica.

Con estos sencillos cambios, romperemos los puentes térmicos entre el interior y exterior, consiguiendo así un hogar cálido todo el año, sin necesidad de utilizar prácticamente la climatización y ahorrando hasta un 80% en nuestras facturas, tanto de calefacción como de aire acondicionado.

Nuestro consejo es que os pongáis en manos de algún experto en la materia y os dejéis aconsejar.

También recordaros que hay un montón de subvenciones para mejorar la eficiencia energética del parque de viviendas actualmente en España, así que… ¡ES EL MOMENTO DE EMPEZAR A AHORRAR!

external link

No Comments

Post A Comment